El placer y la creatividad no son ajenos

                              por Pere Portabella


                              Director, productor y creativo

Una producción de Plot 28 que ofrece su primera “historia” en un formato demoledor, Ficción Total. Un auténtico work in progress intertextual de sentido lúdico para usuarios polivalentes instalados en un universo global. Un magma transversal de individuos que se organizan de forma distinta, que están continuamente invitados-convocados a implicarse en los procesos de comunicación, impulsando, con cada uno de sus actos de consumo, la revolución digital. No se mueven con tanta precisión en los límites del mundo global. Estamos hablando de un individuo que es global y local en sí mismo, al servicio de una mirada exigente-displicente para hurgar con soltura sin líneas delimitatorias. Una inmensa nube en el espacio (Magritte) desde la que se accede al saber, se socializa la información y se desata una frenética pasión-necesidad por el intercambio comunicativo y la circulación de materiales  planetario e instantáneo. En este universo en el que el audiovisual, incluidos los híbridos, puede utilizar todo tipo de recursos transmedia y moverse a sus anchas en un estado permanente de mudanza y periodos mutantes.

En el interior del ovillo neuronal de las redes nos esperan los poderes, aparentemente durmientes, interconectados con mayor frecuencia y de una forma más compleja, decididos a intervenir. La batalla por la regulación y control de Internet, no ha hecho más que empezar. Una buena historia para Plot 28. Mientras, los cibernautas-activistas compulsivos llaman a la ciudadanía a la ocupación masiva de los espacios públicos. Una vez en la calle, se convierten de inmediato en referentes políticos de primera magnitud, sin convocantes institucionales, a partir de la creatividad transversal y expansiva de la inteligencia colectiva asamblearia. Un nuevo sujeto político, garante de la presión ética, social y política, ante los atropellos sistémicos y la exigencia de regeneración democrática.

Los avances en los cambios estructurales no provienen de la promiscuidad de las tecnologías, sino del uso y el para qué, cómo y para quién, en un proceso de millones de individuos consumidores a destajo hasta la adicción, usuarios exigentes por intervenir con el deseo y la voluntad de participar, crear, compartir y clonar, sin disociar el reto de los nuevos lenguajes de ruptura artística, de las expectativas de cambios más amplios. Un trabajo irrenunciable para un movimiento social que busca transformar las cosas: articular arte y política.

Simplemente se trata de ver de otra manera y mirar de frente lo no previsto, siempre atentos al azar. Librarnos de las instantáneas que ocupan el lugar de la experiencia, retenidas y secuestradas por la memoria.

El placer y la creatividad no son ajenos, así como la curiosidad, origen del saber, no es ajena a la implicación, al compromiso o al derecho a la  contemplación: escuchar Bach por placer o mirar un paisaje por placer también nos hace libres.

Pere Portabella, diciembre de 2012

Una respuesta a El placer y la creatividad no son ajenos

  1. Pingback: Ficcion Total Transmedia