Plot 28 y los universos narrativos del futuro

por Domingo Sánchez-Mesa

Catedrático en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada
Coordinador del Grado de Comunicación Audiovisual
Universidad de Granada (España)

Todo parece indicar que, en esta emergente cultura de la convergencia, las industrias editoriales, audiovisuales y del software de entretenimiento van a profundizar y acelerar la apuesta por los productos y lanzamientos transmediales. Mientras el mundo académico comienza a prestarle atención al fenómeno en nuestro país, no pocas empresas ya han saltado a la experimentación en estos nuevos formatos, sus modos de producción, circulación y exhibición, tanto en los ámbitos de la Web 2.0. como ampliando los modelos de franquicias de Hollywood que han marcado la pauta de las adaptaciones y reescrituras de las últimas décadas. El formato Ficción total, con su primer lanzamiento, Plot 28, constituye un hito en el transmedia de producción española.

Los distintos avances existentes hasta ahora están lejos de la complejidad, ambición y calidad del diseño de producción de esta red de tramas, destinada a un amplio sector de públicos. Sus mundos ficcionales (¿cómo explicar la raquítica atención del cine o la novela española al crimen ecológico o la especulación medioambiental?), a partir de una intriga básica desplegada y expandida a través de distintos medios y ventanas, cumple con las expectativas que nos genera este nuevo modo narrativo:

a) la explotación y el rendimiento estético del potencial específico de cada medio;
b) el énfasis en la expansión, la exploración y la búsqueda en la implicación de los usuarios a través de la intensificación del carácter ergódico de su experiencia;
c) una producción centralizada, capaz de otorgar autonomía suficiente a cada cápsula del universo, asegurando al tiempo la reducción y control de la redundancia;
d) una galería de personajes bien perfilados y reconocibles y, por último, un rasgo no tan fácil de encontrar;
e) La utilización de los medios digitales no para diluir la realidad, sino para generar nuevos modos de presentación e interacción con la realidad.

Este último rasgo señala que, junto al placer de las formas y el afán por lograr una auténtica simbiosis de las posibilidades inmersivas e interactivas de los new media, el compromiso social y político también es posible en el transmedia. Nuestro tiempo exige indagación, conocimiento de las bases de la investigación periodística, así como de las técnicas (tradicionales y vanguardistas) de las ficciones, literarias o cinematográficas, de sus géneros principales. La era de las artes, de los medios puros acabó hace tiempo, si es que alguna vez existió… Los relatos transmediales no son una revolución radical y sólo unas cuantas historias mutarán hacia este espacio ficcional, pero sus niveles de complejidad (material o tecnológica; autoral; estructural o genérica; receptiva o pragmática; semiótica e institucional) sí lo son. Plot 28 es un excelente aperitivo de lo que nos espera, no sólo a los fans, bloggers y gamers, que diría Henry Jenkins, sino a los lectores.

Domingo Sánchez-Mesa, Junio de 2012

Una respuesta a Plot 28 y los universos narrativos del futuro

  1. Pingback: Ficcion Total Transmedia